Hugo Arana y Marina Glezer hablan ante el estreno de "Delicia"

por Super User
Hugo Arana y Marina Glezer
Este jueves llega a las salas argentinas el drama "Delicia", historia de amor maduro dirigida por Marcelo Mangone ("La demolición", "Natural") y escrita por María Laura Gargarella ("Tokio", "Verdades verdaderas, la vida de Estela"), que protagonizan los veteranos Hugo Arana y Beatriz Spelzini, junto a Marina Glezer, quien ya protagonizó la opera prima de Mangone, "Natural".

"Delicia" muestra dos historias simultáneas, la de Felisa (Beatriz Spelzini), quien llega al pueblo para ocupar una vacante de enfermera. Allí, el director del hospital le conseguirá un lugar donde vivir. Amado (Hugo Arana), hosco y huraño, posee dos casas lindantes y gemelas: una ocupada por él y la otra deshabitada. A cambio del alojamiento, le pedirá una colaboración en las tareas de su casa. Felisa acepta y al presentarse ante él, descubrirá que Amado es ciego, aunque su ceguera es el mito del pueblo. Dos almas solitarias que se encuentran para torcer sus destinos, en un pueblo donde nunca pasaba nada, hasta ese momento. Por otro lado, Amado se reencuentra con su hija (Marina Glezer), a la que lleva años sin ver, debido a la enfermedad de su nieto.

"Es la historia de dos soledades. Es una película sencilla y muy tierna. Con muchos matices en los personajes. Si fuera una comida, se puede decir que sería un plato de comida casera, bien elaborada", contó Arana, quien tuvo que familiarizarse con la ceguera, a Télam.

Tras varios trabajos televisivos, el septuagenario porteño Hugo Arana ha retomado su carrera en cine de manera decidia. Recientemente estrenó "Soldado argentino solo conocido por Dios", el mes próximo estrenará "Te esperaré", de Alberto Lecchi, y a principios del año próximo volveremoa verle en "Yanka y el espíritu del volcán".

Por su parte, Marina Glezer, nacida en Brasil, donde se exilió durante el régimen militar su familia, contó a Diario Hoy que de sus interpretaciones en los escenarios, en televisión y cine, se queda con lo primero: "Lo que más me gusta es el teatro, porque significa el instante en continua relación con tu compañero sobre el escenario. Por otra parte, lo que me fascina del cine es la narrativa y la poética de una historia con un montón de piezas que forman un engranaje para armar el cuento. Además, estéticamente es el lugar desde donde más se puede absorber para poder crear un relato, porque se tienen más referencias. Después, la televisión también me gusta mucho por el ritmo, tiene un tempo y una rapidez por los que uno debe ponerse creativo con las cosas que suceden en el momento".

Sin embargo, después de dirigir dos cortos, planea adentrarse en la dirección de películas: "Quisiera poder llegar a realizar mi primera película. La dirección y el guión me parecen fascinantes y como soy tan nueva tengo todo un mundo para aprender".

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios