Balagueró y sus musas inquietaron en Sitges

por © Nilton Torres (Sitges)-NOTICINE.com
Balagueró y sus musas (NT)
Han pasado 23 años desde que Jaume Balagueró estrenó su primer cortometraje - "Alicia"- en el Festival de Cine de Sitges, del que se ha convertido en una especie de hijo predilecto. La mayoría de largometrajes del cineasta catalán se han visto primero en este festival que cumple 50 años y debido a la ocasión le ofrece como regalo de aniversario el estreno de su sexta película en solitario, "Musa".

"Mis actuales musas las tengo a mi lado y son dos", dice Balagueró refiriéndose a la actriz y cantante alemana Franka Potente ( "Corre, Lola, corre", "Expediente Warren: El caso Enfield", "La supremacía Bourne") y a la española Manuela Vellés ("La novia", Caótica Ana", "Camino"), las protagonistas del film que es una adaptación de la novela de José Carlos Somoza, "La dama número trece", la cual impactó al cineasta desde que la leyó.

"La novela utiliza la figura de las musas, esos seres mitológicos que inspiran a los poetas, pero mostrando que también pueden ser seres crueles. Eso fue perturbador. Las musas existen un poco alrededor de todos. Uno se inspira de las cosas que ve, siente, huele, eso son las musas, pero la película es una metáfora de eso, de un proceso de creación que puede ser traumático y hasta aterrador", dice el director.

Y es que cono si fuese un tratado poético-fílmico en clave fantástico, Balagueró cuenta en "Musa" la historia de un profesor universitario que presencia el suicidio de su novia, y eso desencadena unos sueños en los que una mujer es sacrificada en una especie de ritual, aunque lo que se esconde detrás de aquella onírica experiencia es la muy real presencia de las musas de la poesía que, en esta ocasión no solo inspiran versos, también crueldad y muerte.

"La novela de Somoza es amplia, compleja, y por eso sintetizamos mucho la historia original para darle el concepto de thriller sobrenatural, aunque luego deja de ser thriller y se convierte en poesía porque hablamos de cosas que están dentro del corazón. Por eso, esa imagen que surge en la película de que alguien se puede esconder en el corazón de una persona, eso es muy romántico".

Balagueró asegura también que "Musa"-cuyo proyecto se inció en 2005- es un regreso al cuidado de la puesta en escena, apostando por unos escenarios clásicos y que se alejan de lo urbano que se ha visto en sus anteriores films.

"Vengo de hacer películas nada clásicas como "[Rec]" y tenía la necesidad de volver y empezar a contar las historias de otra forma, por eso era importante situarla en un Dublín que es muy literario".

A su turno las actrices del film comentaron lo satisfactorio que ha sido trabajar con Balagueró. Franka Potente- de quien el director dice que es una actriz "fuerte y poderosa"- comenta que cuando se participa en un thriller es muy importante que el director conozca la textura de las pesadillas.

"Soy super fan de las películas de miedo, aunque ahora que soy madre ya no las veo mucho. Trabajar con Jaume ha sido muy fácil porqué el conoce lo oscuro", dice Potente.

Manuela Vellés asegura por su parte que Balagueró no dirige tanto con palabras sino que transmite a sus actores lo quiere de ellos con su cuerpo, con su respiración.

"Yo trabajo desde el lado físico y me fue muy útil imaginarme, por ejemplo, ser un felino. El personaje de "Musa" es quizá de los mejores que he hecho hasta ahora por la dualidad y la seducción que ha implicado", precisa.

"Musa" también cuenta con la participación de Leonor Watling, Elliot Cowan y Christopher Lloyd, quien tiene un breve pero importante rol, además de ser un actor icónico para el director. "Fue muy emocionante verlo en el rodaje", dice Balagueró.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios